Universia>Artículos

Implantación de la CIE-10-ES: primeras observaciones | IASIST

Introducción

La implantación de la CIE-10-ES como sistema de codificación de los datos clínicos hospitalarios se inició en enero de 2016. Este sistema presenta diferencias importantes respecto a la CIE-9-MC utilizada anteriormente, especialmente en los procedimientos, y es un reto notable ya que implica un gran esfuerzo en formación en toda la red de hospitales y la adaptación de los sistemas informáticos de los centros. Estudios en otros entornos mostraban una caída de productividad en la codificación de casi un 50% durante la curva de aprendizaje y del 20% posteriormente Otros estudios del entorno: www.phoenixhealth.com

El CMBD es la base fundamental para la evaluación y la financiación de los hospitales en la mayoría de las instituciones, además de ser el soporte de numerosos estudios e investigaciones. Por este motivo se hace más importante asegurar una buena codificación en CIE-10-ES para mantener un buen nivel de conocimiento de la actividad y resultados de los hospitales.

Es de interés observar lo más precozmente posible los efectos y resultados iniciales de la implantación de la CIE-10-ES aunque se trate de un análisis muy preliminar, basado en datos de codificación de los primeros 3 meses del año de pocos hospitales. La finalidad de esta descripción es ilustrar cómo se está produciendo la adopción de la CIE-10-ES y las posibles implicaciones para el uso de la información.

Metodología

Se analizan los datos de 19 hospitales del SNS de los que 5 no son de gestión administrativa. En el estudio se comparan los datos de estos centros del primer trimestre 2016 en CIE-10-ES con los del primer trimestre de 2015 codificados en CIE-9-MC, agrupados en la misma versión de APR-GRD (32.0).

Retrasos en la disponibilidad de datos

A 1 de septiembre de 2016 los 19 centros que habían cargado datos completos del primer trimestre muestran una demora en la carga de datos notable, pasando de una media de 47 días a 97. Sin embargo estos son los centros que han conseguido cerrar con mayor rapidez ya que una gran parte de los que se reciben datos no los disponen todavía acumulando un retraso muy superior.

Exhaustividad de los datos

En los hospitales del SNS analizados con datos de 2016, el número de diagnósticos por alta ha caído en un 6,2%, pasando de 6,6 a 6,2 y lo ha hecho más intensamente en los episodios médicos (5,8%) que en los quirúrgicos (3,9%).

La reducción del número de procedimientos registrados es mayor, el 22,2%, y es mayor en los episodios médicos (27,0% frente al 15,8% de los quirúrgicos), lo que parece indicar que se ha seguido una estrategia de menor registro de los procedimientos no quirúrgicos, dado que la proporción de actividad quirúrgica no se reduce sino que aumenta un punto porcentual en el primer trimestre de 2016.

Tabla 1. Exhaustividad de los datos
Tabla 1. Exhaustividad de los datos

Sin cambios en complejidad y severidad

La casuística en APR-GRD se mantiene similar en los dos años con diferencias mínimas por CDM, excepto en respiratorio donde cae 2 puntos porcentuales. Tampoco se encuentran diferencias sustanciales en la subclasificación según nivel de severidad de los pacientes como muestran los gráficos siguientes.

Episodios por nivel de severidad

La complejidad global valorada en Peso Medio se mantiene prácticamente igual, con una ligera caída en los episodios médicos (-1,9%)  y un sutil aumento en los episodios quirúrgicos (0,7%).

Conclusiones

Los resultados presentados corresponden a 19 hospitales del SNS clientes de IASIST que a 1 de septiembre tenían cargados datos del primer trimestre del año, por tanto son los centros que con mayor rapidez han implantado la CIE-10-ES. Estos análisis preliminares sugieren que la transición hacia la CIE-10-ES se ha realizado sin mostrar pérdida sustantiva de exhaustividad de registro ni modificaciones en la severidad y complejidad respecto a los datos del mismo periodo de 2015 codificados con CIE-9-MC. Las pequeñas reducciones de registro de diagnósticos y procedimientos detectadas no parecen afectar a la clasificación de los episodios en APR-GRD.

La diferencia más importante es el retraso en la disponibilidad de datos que supera los 3 meses y duplica el de 2015, coherente con las caídas de productividad documentadas en otros estudios, especialmente durante la curva de aprendizaje. Aun así estos centros han conseguido disponer de los datos con mayor celeridad que una buena parte de los hospitales del país que al cerrar el tercer trimestre aún no disponen de datos del primero.

La conclusión más importante sin embargo es que los hospitales analizados aportan la evidencia de que es posible la adopción de la CIE-10-ES con resultados aparentemente similares en exhaustividad a los que tenían con CIE-9-MC. Por tanto parecería tan confiable el uso de la información actual como la anterior, si bien se está duplicando el tiempo para poder disponer de resultados.

Estas observaciones iniciales sobre la implantación de la CIE-10-ES realizadas en una pequeña muestra de hospitales, deberán corroborarse con estudios posteriores sobre muestras más amplias y tendría interés conocer cómo se relacionan con las medidas adoptadas para afrontar este reto en las diferentes instituciones.

Implantación de la CIE-10-ES: primeras observaciones

Noticias relacionadas